Article Archive
El dulce olor del éxito
Un nuevo sustituto de AFFF utiliza hidratos de carbono en vez de flúor

Inglés

Alemán

Francés

VIDEO, CLICK HERE.

 

ANTON RIECHER
Director de IFW

Hace casi medio siglo que las espumas contra incendios
basadas en la química sintética revolucionaron la respuesta
de emergencia industrial. Sin embargo, las preocupaciones
medioambientales vigentes en todo el mundo están forzando cambios
fundamentales en esta tecnología.

The Solberg Company se está posicionando como líder en este
cambio con la introducción en el mercado norteamericano de su
línea de productos de espuma contra incendios libres de flúor REHEALING.

"Lo que queremos mostrarles hoy es un producto que no tiene
ninguno de aquellos problemas", dijo Dennis Kennedy, vicepresidente
ejecutivo de la Corporación Amerex, la empresa matriz de Solberg.

Hablaba en un taller celebrado en el complejo de Beaumont
Emergency Services Training (BEST) en Beaumont, Texas, que
incluyó demostraciones de fuego con accesorios de capacitación
industrial a escala real.

Los espumógenos RE‑HEALING están diseñados para su uso en
incendios Clase B en hidrocarburos y disolventes polares. Entre los
espumógenos disponibles se encuentra el RF1 (uno por ciento), RF3
(tres por ciento), RF6 (seis por ciento) y las formulaciones RF3x6
ATC. Los espumógenos se pueden utilizar para extinguir, prevenir la
reignición y controlar la liberación de vapores peligrosos.

RE-HEALING ya está listado por Underwriters Laboratories, y ha completado recientemente las pruebas de homologación de Factory
Mutual. Una vez terminada la auditoría de fabricación, Solberg tiene
previsto anunciar los resultados de las pruebas de FM con su espuma y
sus equipos a principios de 2014.

Los espumógenos RE-HEALING también están homologados en
conformidad con normas CEN (Comité Europeo de Normalización) certificados por la Organización de Aviación Civil Internacional.

El nombre RE-HEALING se refiere a los resultados de resistencia
a la reignición que evalúan la capacidad de la espuma de mantener una
manta estable si por cualquier razón el combustible por debajo queda
expuesto.

"Esta espuma se repara a sí misma mucho más deprisa que cualquier
AFFF", declaró Steve Hansen, director general de Solberg.

La primera demostración, realizada por Alert Disaster Control,
colaborador de servicios de Solberg, fue un incendio en el depósito
de almacenamiento de BEST, de 42 pies de diámetro y de la altura del
hombro, extinguido utilizando una lanza de monitor con una boquilla
autodosificadora no aspirante de aire. A continuación, Alerta simuló
un incendio de derrame en un entorno industrial utilizando eductores
de espuma, lanzas manuales y boquillas no aspirantes de aire para
extinguir un accesorio de 35 pies cuadrados (10 m2) con "obstáculo".

La cuestión clave para la mayoría de las espumas basadas en
química sintética es la longitud de las cadenas de carbono, dijo
Kennedy. C6 significa que el tensioactivo fluorado tiene una longitud
máxima de seis moléculas de carbono. C8 significa que los tensioactivos
tienen una longitud mínima de ocho moléculas de carbono.

"La química C8 en adelante, como por ejemplo en los productos
3M, era estupenda para la lucha contra incendios", explicó Kennedy.
"Tenían un alto rendimiento, con excelente resistencia a la reignición y
supresión de llamas."

Pero a partir de 2015, el Programa US EPA Stewardship requerirá
que toda la espuma contra incendios que se venda en América del Norte
sea del tipo C6 o menos. Hace varios años que Solberg completó la
conversión de todas sus espumas fluoradas a la química C6, mientras
que otros productores de espuma siguen reformulando sus productos
basados en el flúor para cumplir con las normas cada vez más estrictas
de la EPA, lo que da como resultado una prolongación de los tiempos
de extinción y una reducción de la resistencia a la reignición, afirmó
Kennedy.

Solberg ha optado por seguir un ritmo diferente.

"Lo que tenemos es un producto completamente libre de flúor - sin
tensioactivos ni polímeros fluorados", añadió Kennedy.

"Se trata de una espuma sintética que no contiene ninguno de estos
productos específicos regulados."

Desarrollada a partir de hidratos de carbono complejos, la espuma
RE-HEALING crea una estructura de burbujas de espuma fluida y
estable.

"Como empresa, no queríamos problemas con los eventuales
reglamentos futuros que pudiesen afectar el mercado de los AFFF",
dijo Kennedy. "Queríamos progresar en una dirección completamente
diferente y crear algo nuevo."

Con AFFF (espuma formadora de película acuosa), se forma
una película sobre la superficie del combustible que permite que la
estructura de burbujas se propague y selle los vapores de combustible.
Sin embargo, la espuma RE-HEALING no utiliza ningún agente
formador de película.

"La espuma RE-HEALING consta de una mezcla de burbujas de
diferentes tamaños", dijo Kennedy. "Imagínense cómo las burbujas
caen unas sobre otras, extendiéndose por la superficie del combustible
sin depender de ningún tipo de película o flúor para lograrlo".

Hansen explicó cómo funciona la espuma RE-HEALING
comparándola con las espumas proteínicas, los predecesores de AFFF.

"¿Cómo es que se puede meter un pastel de merengue en el horno
a 350 grados Fahrenheit (175 grados Celsius), dejarlo allí durante 15 a
20 minutos y que salga sin quemar sino de un bonito color dorado?",
preguntó. "Tiene que ver con la reflexión y la absorción del calor."

Las espumas proteínicas dependen del mismo principio, dijo
Hansen. Al expandirse, la espuma proteínica utiliza las propiedades
de reflexión y absorción del calor para mantenerse a medida que se
desplaza sobre la superficie del combustible.

En lugar de proteínas, RE-HEALING utiliza hidrocarbonos
complejos para lograr lo mismo. Estos hidrocarbonos son básicamente
azúcares, dijo Hansen.

"Utilizamos una combinación de hidratos de carbono con un alto
peso molecular - polisacáridos - para conseguir la expansión y el
tiempo de drenaje que permite que este producto persista en superficies
calientes", explicó Hansen.

La utilización de hidratos de carbono le da un índice de absorción de
calor muy elevado, añadió.

"Cuando se hace una prueba y el material entra en contacto con la
superficie caliente, huele como cuando pasas por delante del quiosco
de algodón de azúcar en un carnaval", dijo. "A medida que estos
hidrocarbonos se caramelizan, absorben el calor del fuego."

La espuma es tan eficaz en la eliminación de calor que, en un ensayo
preliminar realizado con el depósito de almacenamiento del complejo
BEST se podía tocar las paredes del depósito inmediatamente después
de la extinción sin quemarse, dijo Hansen.

La espuma RE-HEALING es similar a AFFF en el sentido que se
aplica con las mismas tasas de aplicación, dijo. Al igual que el AFFF, el
espumógeno REHEALING tiene una vida útil de 20 años.|

El negocio de la protección contra incendios tiene una historia de
hablar de alternativas "drop-in", dijo Kennedy. A diferencia de las
alternativas a los halones, la espuma RE-HEALING es una auténtica
alternativa "drop-in", dijo.

"Si tienes un sistema de espuma diseñado para AFFF, puedes
sustituir esta directamente con RF3, sin más", dijo Kennedy. "Es el
mismo equipo de dosificación, depósitos de membrana, rociadores,
todo."

La demostración con fuego real en el depósito de almacenamiento
de BEST se llevó a cabo utilizando boquillas de serie no aspirantes de
aire y autodosificadoras.

"Lo que vamos a usar hoy es lo mismo que utilizarán ustedes con
este producto", dijo Hansen.

Otra comparación importante con AFFF es el precio competitivo,
añadió. Además, la garantía medioambiental de Solberg afirma que si
otro producto con un mejor perfil medioambiental se introduce en el
mercado, Solberg reemplazará la espuma que ha vendido con el otro
producto.

"Vamos a hacer que sea tan fácil como sea posible que nuestros
clientes actualicen su AFFF a este producto", dijo Kennedy.

Solberg mantiene una instalación de 10 acres de fabricación e
investigación en Green Bay, Wisconsin, que incluye el laboratorio de
pruebas de combustión más grande del país en manos privadas, dijo
Kennedy. Una sección del taller se dedicó a visionar vídeos de pruebas
UL 162 de resistencia a la reignición.

Dos pulgadas (5 cm) de combustible se aplican sobre una capa de
dos pulgadas de agua en una bandeja de 50 pies cuadrados (4,6 m2).
Después de una precombustión de un minuto, una boquilla descarga
espuma sobre la superficie del combustible hasta que el fuego se
considera que está al menos un 90 por ciento bajo control.

Después de aplicar espuma durante cinco minutos, se retira la
boquilla y se deja inalterada la manta de espuma para determinar la
rapidez con la que se seca. Se pasa un soplete sobre el perímetro de la
manta para detectar si algún vapor la ha atravesado durante la prueba.

"Si vemos arder aquella manta de espuma, la prueba es un fracaso",
dijo Kennedy. No se detecta ningún vapor.

A continuación toca la prueba de resistencia a la reignición. Un tubo
como una chimenea de estufa se inserta a través de la manta. La espuma
en el interior del tubo se retira y el combustible expuesto se enciende.
Después de un minuto, el tubo se retira para determinar hasta qué punto
el fuego se extenderá a través de la manta de espuma en cinco minutos.

"Si no más del veinte por ciento de la bandeja se vuelve a involucrar,
la prueba aún se considerará un éxito", dijo Kennedy.

Una vez retirado el tubo, la manta se cierra casi inmediatamente
sobre el combustible expuesto, apagando el fuego.

"Volvimos a poner el tubo en el mismo lugar y se repitió la
prueba de resistencia a la reignición con los mismos resultados: la
autoextinción", dijo Kennedy

Kennedy dijo que ha hecho la misma prueba hasta siete veces
seguidas con los mismos resultados.

"Sólo tengo que hacerlo una vez para conseguir la homologación",
dijo.

La espuma RE-HEALING se ha demostrado eficaz en combustibles
tan diversos como el etanol y el metanol, si tenemos en cuenta las
diferentes tasas de aplicación, dijo Kennedy.

Por otra parte, ofrece algunas mejoras significativas sobre el AFFF.
Kennedy mostró un vídeo de la prueba de reignición utilizando AFFF
fabricado por Solberg.

"Cuando se tira del tubo se ve lo que se conoce como un fuego
fantasma", mencionó. "La manta de espuma empieza a arder. Esto es
aceptable. No lo consideran un problema los organismos de prueba,
especialmente con los cambios relacionados con la química C6."

Siempre y cuando el fuego no arda continuamente en un solo punto
en la manta de espuma, la prueba se considera correcta y no cuenta
como parte de la superficie de 20% de reignición permitida.

"Nunca hemos visto un fuego fantasma con espuma REHEALING",
dijo Kennedy.

La próxima cuestión es la del tiempo de drenaje, una medida de
la rapidez con la que la solución de agua-espuma se elimina de las
burbujas de espuma. Con el AFFF, el tiempo de drenaje es normalmente
de dos a tres minutos. Las espumas resistentes al alcohol duran tanto
como 12 a 13 minutos.

"El producto demostrado, el RF3, tiene un tiempo de drenaje
mínimo de 30 a 75 minutos," dijo Kennedy. "Así que cuando empiezan
a considerar la estabilidad de la capa de espuma, esto debería darles
alguna indicación."

Los tiempos de extinción y expansión de la espuma con REHEALING
está en línea con lo que se esperaría del AFFF, explicó
Kennedy. El tiempo de drenaje extendido indica la resistencia de la
espuma RE-HEALING a la permeación por vapores.

Sin embargo, el producto no presenta ningún peligro para el medio
ambiente a largo plazo.

"Nuestro producto es biodegradable al 100 por cien", dijo
Kennedy. "Otros proveedores de AFFF les dirán que sus productos son
biodegradables al 95 por ciento en menos de 28 días.

Esto es cierto. Lo que no mencionan es el cinco por ciento que va a
quedar en el suelo durante siglos."

Las credenciales medioambientales de RE-HEALING son tan
sólidas que se considera como apto en conformidad con la Política
Medioambiental Suplementario de la US EPA para la compensación de
multas medioambientales, explicó Kennedy.

El fuego de tanque de almacenamiento para formación en el BEST
utiliza 450 galones (1700 l) de combustible de baja emisión E3. Una
solución de espuma RF3 se aplicó desde un monitor fijo utilizando una
boquilla autodosificadora de 350 gpm (1325 l/min).

Michael Allcorn, director general de Alert Disaster Control, dijo que
la tasa de aplicación que se utiliza para la demostración fue del 0,24 por
ciento, superior a la recomendada por el American Petroleum Institute
del 0,16 por ciento.

"Podemos debatir sobre las ventajas del 0,16 frente al 0,24 o
viceversa", dijo Allcorn. "Siendo realistas, todos entendemos que la
lucha contra el fuego ha evolucionado a lo largo de los últimos 15 a
20 años, en gran parte debido a los esfuerzos de la familia Williams y
su tecnología. Teniendo en cuenta esto, ahora aceptamos una tasa de
aplicación estándar de 0,24 para este tipo de acontecimientos."

La prueba con el accesorio de unidad de proceso se realizó
utilizando dos mangueras, equipadas con sistemas de dosificación de 95
gpm (360 l/min).

"Es una aplicación "drop-in" capaz de utilizar el mismo equipo que
ya se encuentra en la planta", dijo Allcorn. "No hay ninguna diferencia
en términos de cómo esta espuma se puede generar a través del equipo."

Alert, con sede en Singapur, una compañía global de respuesta
de emergencia, ha estado involucrado con RE-HEALING desde su
creación poco después de la desaparición de las líneas de productos de
3M en marzo de 2000, dijo Allcorn.

"Iniciamos un programa de cuatro años para buscar una alternativa
al rendimiento acostumbrado de los AFFF," añadió. "Nuestra
experiencia con la línea de productos RE-HEALING se remonta 14
años."

Antes de extender las operaciones a los EE.UU. hace unos tres años,
Solberg tenía una larga experiencia en la fabricación de espuma en
Europa. En la década de 1960, fabricaba espuma contra incendios 3M
para los mercados europeos, en particular a las crecientes operaciones
de petróleo en las plataformas del Mar del Norte.

Solberg también está haciendo incursiones en la región de Asia-
Pacífico, y le fue adjudicado recientemente un contrato por el gobierno
de Nueva Gales del Sur de Australia para el suministro de espuma
contra incendios.

"Hemos vivido una serie de desarrollos y evoluciones de productos
que nos han traído hasta donde estamos hoy", dijo Allcorn. "Tenemos
un producto con un rendimiento de extinción de incendios similar
al que teníamos en el pasado, al tiempo que hacemos frente a los
problemas medioambientales que se están imponiendo."

 
 

P: (979) 690-7559
F: (979) 690-7562

Content & Feeds

Articles
Download Magazine
Download Media Kit

Support

Feedback Form
Privacy Policy
Ads & Marketing

IFW Sites

IFW Store
IFW Gallery

 

 

Thank you for visiting! Join us in our mission by subscribing to IFW magazine, planning to attend our annual conference, using our Web accessible resources, becoming an exhibitor and advertiser, or sharing your personal input.